Reclama las calles. ¡Por una democracia real!

Desde este humilde espacio en Internet, animamos a toda la población -especialmente la juventud- a apoyar y colaborar en el movimiento que se está desarrollando a lo largo de todo el estado. Un movimiento de protesta, hartazgo y asco ante la democracia falsa en la que vivimos.

Un sistema en la que se nos pide que estudiemos y nos formemos para luego acabar en una empresa consultora cobrando una miseria y explotados. ( Caso Accenture, Everis, Deloitte…)

Un sistema que se vende como igualitario pero está tan podrido que la jefatura del estado pertenece a la corrupta familia Borbón sin que se sometan a ninguna auditoría de ningún tipo, permaneciendo ocultas todas sus cuentas. Una institución, la Monarquía, que pagamos de nuestros impuestos y que NADIE ha votado.

Un sistema en el que las empresas públicas se privatizan, consiguen beneficios millonarios y luego despiden a trabajadores dejándoles tirados. ( Caso Telefónica)

Un sistema en el que se mantienen estructuras desfasadas, decimonónicas y que solo sirven para que los de siempre se enriquezcan. ( Diputaciones provinciales)

Y podríamos seguir hasta convertir esta entrada en una biblia por su longitud.

Es posible que al final todo siga igual, pero por lo menos tendremos la satisfacción de que dimos la batalla y que por una vez, les gritamos en su cara, el asco que nos dan.

La Plataforma “Meseta limpia” en lucha contra la incineradora de residuos de Ampudia [Palencia]

Lo mismo de siempre, los gobernantes obcecados en llenar nuestra tierra de cementerios nucleares, plantas incineradoras e instalaciones que otras zonas no quieren.

Se aprovechan de la pasividad de la sociedad castellana, pero para su desgracia, esta vez se les ha puesto su cometido cuesta arriba. La plataforma “Meseta Limpia” está dando la batalla para que Ampudia y su comarca no se conviertan en un estercolero.

Desde aquí todo nuestro apoyo y respeto para la gente que sigue en la brecha por un futuro digno para Castilla y sus comarcas.
Los gobernantes, han despoblado nuestra tierra, han convetido a Castilla en una tierra envejecida y sin futuro, y mientras la poca industria que hay desaparece, nos intentan colar los proyectos que otras zonas rechazan por peligrosos. Es el momento de pararles los pies.


¡Demos la batalla!
¡Castilla necesita industria, y no solo sus residuos!

Contra la pérdida de nuestras raices, por la defensa de nuestra identidad. No a la “andalucización” de Castilla.


( ¿Sevilla?, ¿Córdoba?, ¿Almería?…no, Íscar, en pleno corazón de Castilla…)

En estos días hemos visto en el periódico unas imágenes que nos han dejado estupefactos. Se trata de la celebración de la II Feria Rociera de Íscar (pueblo vallisoletano de la comarca de Tierra de Pinares).

En las imágenes que se han podido ver de dicha fiesta, podemos observar toda la parafernalia propia de este tipo de eventos: carretas, trajes andaluces, vestidos de faralaes, cantos de saetas, flamenco, bailes de sevillanas, etc.

Esto no nos supondría ningún problema, si quienes fomentaran dichas actividades fueran grupos de habitantes andaluces que residiendo en Castilla, quisieran acercar su cultura a los autóctonos de nuestra tierra. Pero lamentablemente no es así.

Son las autoridades, junto con el beneplácito por omisión de los propios castellanos, quienes fomentan dichas prácticas que, sin ningún tipo de menosprecio, nos son totalmente foráneas.
¿Por qué no se fomenta la cultura catalana en Castilla al igual que se fomenta la andaluza? ¿O por qué no la gallega o la vasca?

La respuesta es obvia: porque la identidad andaluza es la que en gran medida ha tomado el españolismo como “cultura española” en un intento homogeneizador de las identidades propias de los pueblos de la península ibérica.
Así se explica, que cada vez haya más grupos de sevillanas y flamenco en los centros cívicos castellanos en detrimento de la verdadera cultura popular castellana: las jotas, paloteos, dulzaina, tamboril…
Así se explica que nuestra Semana Santa, conocida internacionalmente por su sobriedad, esté incorporando poco a poco elementos totalmente ajenos a la misma como saetas, o cantos flamencos en sus recorridos, para asombro de propios y extraños.

Nosotros lo tenemos claro.

Conocer otras culturas: siempre, por supuesto.
Sustituir nuestra cultura por otra: jamás.

Desde aquí animamos a los castellanos a que prueben a conocer su cultura a fondo, a amarla, a disfrutar con ella. Desde los medios de comunicación y el mainstream españolazo llevan décadas vendiéndonos la moto de que lo castellano es algo acabado, paleto, sin futuro para mientras tanto meternos la cultura andaluza con calzador.

No les sigamos el juego. Defendamos lo nuestro.
¡Quién olvida sus raices, pierde su identidad!

Aquí podéis ver la galería de fotos de tan magno evento. Juzguen ustedes mismos…
http://www.nortecastilla.es/multimedia/fotos/ultimos/76412-feria-rociera-iscar-valladolid-0.html